Siempre nos genera muchas dudas como elegir una tabla que sea adecuada a nuestro nivel. Sobre todo cuando estamos empezando, tenemos la gran disyuntiva entre comprar una para nuestro nivel actual (que generalmente es menor del que pensamos) o una para el nivel al que esperamos llegar en breve. En este post les contaré mi experiencia, mi progresión, y las razones que en su momento tuve para elegir mis tablas de windsurf.

Los inicios

Mis primeros pasos los di en la escuela Volare (hoy Laduna) en Tarifa y con tablas de iniciación. Sin dudas creo que esto es la mejor opción por las siguientes razones:

  • El uso de una tabla de iniciación es relativamente corto en tiempo y salvo algún caso particular no tiene sentido económico comprarla.
  • El ir a una escuela al principio acelerará el proceso de aprendizaje.
  • Una vez empezamos a progresar, podemos probar las diferentes tablas de la escuela hasta sentirnos cómodos con un determinado volumen dependiendo de nuestro peso, habilidad y progresión.

Creo que hasta no dominar los básicos como ir, volver, trasluchar y virar (ambos sin planeo) o beachstart, no debemos pensar en comprar nada. Siempre es mejor idea alquilar. Si ya piensas en comprar, el mercado de segunda mano te presentará buenas opciones. Aquí te dejamos nuestra guía para comprar de segunda mano, esperando que te ayude.

La primera compra

Mi primera compra fue una Starboard Carve de 131 litros. Debo reconocer que fue un poco optimista de mi parte y debí elegir una de mayor volumen. Sin dudas, esta debería haber sido mi segunda tabla y no la primera.
El resultado de haber ido tan “agresivo” en la elección es que mi progresión fue mas lenta. Pasaba mas tiempo en el agua que navegando y drizar se me hacía complicado debido a la poca estabilidad. Si tuviera que dar un consejo para elegir la primera tabla, considerando que ya pasamos la etapa de iniciación, este sería algo como:

  • Una tabla de freeride con un volumen aproximado a tu peso x 2.
  • Elegir un modelo con mucha manga. Para la etapa de aprender a engancharse con el arnés y empezar a planear será muy util ganar estabilidad.
  • Elegir una tabla que tenga varias posiciones para los footstraps. Esto le dará “vida útil” a la tabla, ya que al principio los pondremos bien al centro para aprender a meter los pies y luego podremos irlos llevando al canto a medida que progresamos.
  • Elegir un material duro y ponerle un protector de proa (si es que luego queremos venderla a un precio razonable jeje).

Esta es la tabla para echarle horas y horas al windsurf, con ella debemos llegar a dominar el planeo (enganchado y con los pies en los footstraps) y sobre todo el waterstart. Esta es la clave, hasta no tener esto dominado ni pensemos en bajar el volumen. No es necesario, no es útil y nos frenará la progresión. También aquí empezaremos a intentar trasluchar en velocidad, lo cual es un gran reto y no debemos agobiarnos con conseguirlo en esta etapa.

El acierto

GeckoAsí debo definir mi segunda tabla, una Fanatic Gecko 112 litros que aún conservo porque disfruto mucho navegando con ella. Sigue siendo una tabla de Freeride como la Carve, muy divertida y apta para un rango de viento razonable.
Este cambio, una vez que dominamos el waterstart y planeamos cómodos, debe permitirnos navegar seguros con mas rango de viento. Aquí ya empieza a tomar relevancia el sitio donde navegamos habitualmente, si es agua plana o con chopi (asumo que olas todavía no), viento generalmente suave o fuerte y en relación a esto, las velas que usemos, etc.

En esta etapa yo navegaba generalmente en un lago en la zona de Milnerton en Ciudad del Cabo o en la playa los días que no había olas. En general el viento era fuerte, de 20 a 30 nudos. La Gecko 112 me permitió navegar con un rango de velas amplio, desde 4,5m2 a 7,8m2 aproximadamente y progresar mucho en el planeo ya que tiene posibilidad de configurar los footstraps desde un trasero al centro hasta dos traseros bien al canto.

Creo que en esto último está la clave, esta tabla de “progresión” por llamarla de alguna manera, debe ser versátil y permitirnos navegar en la mayor cantidad de condiciones de agua y viento posibles.

Elegir el estilo

Jumping Big BayA la hora de dar el siguiente salto, tuvo mucha influencia que a 100m de mi casa tenía un spot de olas espectacular como Big Bay (Ciudad del Cabo). Mas bien a la hora de buscar mi casa tuvo mucha influencia que quería navegar en olas pero esa es otra historia :-)

Por eso elegí una tabla de olas, una Fanatic Tri Wave 95 litros. Realmente fue como comenzar a aprender desde cero. Primero que la superficie de navegación cambia, el comportamiento de la tabla cambia, el tamaño de la tabla cambia, uffff… Pero cuando empiezas a controlarlo un poco, tienes una sensación de superación imposible de explicar.

Una de las cosas que mas se nota es el cambio de tener una aleta a tener multi aleta. La posición de navegación debe cambiar para no estar haciendo spin out todo el tiempo. También la tabla es mucho mas sensible a los pies y a los cambios de posición tanto del aparejo como de nuestro cuerpo. Tengamos en cuenta que están diseñadas para maniobras en olas y por tanto son muy “vivas”.

El paso a una tabla que se hunde es un cambio importante y debemos asegurarnos que no nos excedemos. Como digo en los párrafos anteriores, tendremos que aprender todo de nuevo. Cada vez que reducimos volumen ya se nota mucho (mas aún en las personas altas y/o corpulentas), es mejor tener un poquito mas de flotabilidad y progresar poco a poco.

El reto

Quad76Sin dudas mi reto ahora es la Quad Quatro 76 litros que me compre en el verano. La he probado en Caños de Meca y en Valdevaqueros, ahora espero unos días bastante cañeros en Cape Town para poder llegar a controlarla.

Parece increíble pero en los días duros (3,7 a 4,5) se nota una barbaridad la diferencia de volumen con la TriWave. Eso si, la dificultad para maniobrar aumenta considerablemente. Es de resaltar que la sensación de seguridad al navegar aumenta mucho, al reducir el volumen la tabla hace menor resistencia al viento cuando se despega del agua en el planeo y permite controlarla mejor.

Como hemos dicho en otros posts, el windsurf siempre nos plantea retos, a todos los niveles y en todos los estilos.

Es una mezcla perfecta de sufrimiento y diversión, eso lo hace el mejor deporte que se haya inventado hasta el momento!!

A ver si en esta temporada austral logro subir mi nivel de navegación en olas a “aceptable”. También me gustaría probar el slalom mas seriamente y ver cuanto puedo correr. A lo mejor mis colegas sudafricanos se ofrecen a enseñarme :-)

Como siempre, espero que les guste el post y si es así, compartan y comenten please. Buenos vientos y hasta la próxima!!

Mi progresión de tablas de windsurf
Puntuación de los lectores 14 Votos
DMCA.com Protection Status